MARKETING CON MAZINGER Z

Me he encontrado con una historia muy interesante en Twitter, y me ha hecho pensar en cómo esto ocurre en muchas empresas.

El asunto es que en Tarragona (Cataluña, España) hay una gran estatua de 10 metros de altura del famoso personaje de animación Mazinger Z. ¿Y por qué existe tal estatua?

Resulta que una promotora de viviendas quiso utilizar al famoso robot como atractivo publicitario en finales de los 70, para la urbanización que iban a construir allí.
El reclamo era estupendo, a priori, ya que era el gran personaje popular del momento. Por eso, tras comprar los derechos de imagen oportunos, levantaron la estatua y organizaron diferentes actividades para generar tráfico y visitas a la zona. De hecho la expectativa era tener más estatuas en el futuro.

¿Y sabes lo que pasó? Que finalmente no se construyó ni vendió ninguna vivienda. Hubo expectación, desde luego, pero el público no tuvo interés en el producto, ya que la zona no era interesante para vivir allí.

Así pues Mazinger Z no sirvió para vender el producto, tal como habían pensado los promotores de la idea, y ha quedado como una curiosidad que atrae a fans de Mazinger Z de todo el mundo.

¿Y esto qué tiene que ver con tu negocio? Ahora te cuento…

Pues tiene que ver que muchas veces pecamos (generalizo a más no poder) de querer «adornar» un producto o servicio para hacerlo más atractivo, pero, si el producto no es válido para el público objetivo… ¿qué estamos haciendo?

Aquí les pasó algo similar, el recurso publicitario de la estatua es importante, pero después el producto no era del gusto de los posibles compradores.
Hay quien dice, de forma equivocada, que un mal producto «se arregla» con marketing. Pues en absoluto. El buen marketing propone el producto adecuado, con la aspiración de que no haya que vender sino que el cliente lo compre.

Si el producto no es el adecuado, no hay Mazinger Z que arregle el entuerto.

Muchas gracias por estar aquí.

Te deseo lo mejor.

Jacinto Llorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba