HACER DIFÍCIL LO FÁCIL

A veces nos complicamos la vida nosotros solos.
Innecesariamente.

Me refiero a cuando tenemos una idea y entonces pasamos a darle forma y entramos en un proceso de investigación, producción, depuración de la idea original, buscamos mil referencias y casos de éxito… y así nos tiramos un tiempo que vale oro.

Y habrá cosas y asuntos que merecen ese proceso, pero muchísimos otros no. Si no hay apenas riesgo, vamos, pongámoslo ya en marcha en fase beta. Mejor empezar ya mismo con algo bueno que esperar a algo perfecto

Porque el mercado va muy rápido, pero que mucho, y como siempre se ha dicho «aquí el que no corre, vuela».

A mí me ha pasado mucho y de vez en cuando aín me pasa. Aún recuerdo cómo para empezar a grabar vídeos para mi canal de YouTube dí muchas vueltas buscando tutoriales, seleccionando iluminación, cámaras, etc. Cuando lo realmente relevante era aprovechar los medios que tenía en aquel momento y emepezar a grabar.

Mejor algo suficientemente bueno y ahora que la semana que viene pero perfecto. Siempre habrá tiempo de mejorar en el futuro.

Muchas gracias por estar aquí.

Te deseo lo mejor. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba