EL WELCOME PACK

De un tiempo a esta parte en redes sociales, especialmente en LinkedIn, se ve la foto que comparten muchas personas en su primer día de nuevo empleo.

Y en la foto aparece lo que se está llamando como «welcome pack», y un comentario que combina agradecimiento con ilusión.

En la foto aparecen elementos varios: una taza corporativa, o una botella de cristal, o un llavero, o tal vez bolígrafos… y a veces la caja de un ordenador o incluso un teléfono móvil.

¡Ay! En mi pueblo se habla muchas veces de «confundir la velocidad con el tocino» y esta es una de esas veces.

Que lo del «welcome pack» está muy bien, pero que sea algo de verdad ilusionante. No me pongan ustedes un smartphone, lo cual supone un ancla al trabajo 24 horas operativo. Eso no es un regalo, es una condena. Lo mismo con el ordenador portátil, eso no es un regalo de bienvenida, porque al igual que el teléfono es una herramienta de trabajo que además tendrás que devolver cuando esa relación laboral finalice. Así que de regalito nada

Un welcome pack potente será un bono por días libres, o un vale por un masaje, o algo que realmente sea un regalo de bienvenida pata ti.

Imagina que como nuevo albañil en la obra te «regalan» una pico y una pala. Pues esto, en cierta medida, es parecido.

Un verdadero welcome pack debería estar relacionado con una gran experiencia de integración, con formación, con un tutor preparado que acompañe de forma guiada las primeras semanas o meses, con tener conversaciones con personas que saben mucho del sector o que conocen perferctamente el ADN de la compañía… Eso SI que es valioso,

Está claro que lo del boli y la taza es secundario.

Hay cosas mucho más importantes para brindar una gran bienvenida.

Muchas gracias por estar aquí.

Te deseo lo mejor.

Jacinto Llorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba