Cartman, de South Park, decía algo así como que yo no estoy gordo, solo estoy fuertecito.

Este artículo es breve. Me gusta tanto la propuesta de El Corte Inglés que no es necesario alargarse innecesariamente, el concepto se explica solo.

Los que en algún momento de nuestras vidas hemos estado “fuertecitos” hemos acudido a esa sección que deprimía de verla solo de lejos cuando veías el rótulo de “Tallas Especiales”.  Suponía un fracaso a la dieta, a las crueles bromas de los compañeros cuando se es niño y a estar confinado en un apartado rincón de la planta de moda. Es que hasta el propio rótulo te parece “fuertecito” también. Hasta la sección no te parecía tan bonita como las demás, la sensación es de estar allí nunca ha sido buena.

El Corte Inglés ha cambiado las reglas de juego. Las tallas grandes tienen nueva imagen pública, y es el popular jugador de baloncesto español Felipe Reyes quien abandera este departamento, bajo el lema “BIG MAN”.

Y las connotaciones de ser un hombre grande son diferentes a la de ser de talla especial. 

Las palabras tienen una energía tremenda, ya sea como elemento motivador, como fuerza comercial o como potencia transformadora.

Ojalá en el punto de venta se transformen también las connotaciones, tanto en visual merchandising como en orientación al cliente que acude, muchas veces con cierto espíritu de derrota. 

Felipe Reyes también compra en Tallas Especiales, y aunque no es una cuestión de sobrepeso lo que le lleva hasta allí, si que hace que la actitud de la cuestión cambie.

Orientación al cliente es, también y en este caso, ayudarle a sentirse mejor. 

Te deseo lo mejor.

Un abrazo

Jacinto